Buena literatura, literatura mediocre y libros malos de cojones

En los grupos literarios aparece muchas veces este debate, el eterno debate que genera siempre opiniones tan distintas, cuando no alguna discusión que te hace sentir vergüenza ajena y que parece mentira que suceda entre lectores. Hoy sin ir más lejos, he leído por ahí a alguien diciendo que todos los escritores, nos gusten o no, hacen literatura. Que no hay libros buenos o malos sino libros para todo tipo de gustos y que lo importante no es lo que lees, sino simplemente leer.

En esto último le doy parte de razón, pero solo parte. Porque guste o no, desde siempre ha existido literatura buena y mediocre, como también existen los libros malos de cojones, pero a estos ya ni se les considera literatura.

Yo no tengo ningún problema en decir que soy una gran consumidora tanto de la buena como de la mediocre. No me importa en absoluto reconocer que disfruto muchísimo de ambas, porque además elijo lo que me apetece leer en cada momento según lo que sienta que necesito, por lo que siempre defenderé el derecho a que cada quien lea lo que le plazca. Pero ojo, siempre sabiendo lo que se consume para que luego no se discutan cosas que son indiscutibles.

¿Consideráis buen lector a alguien que solamente lee novela romántica (por ejemplo) sin interesarse en explorar ningún otro género, aunque lea todos los días? Porque para mí es como llamar buen cocinero a alguien que solo sabe hacer tortilla de patatas y albóndigas, que aunque las haga todos los días y le salgan estupendas y deliciosas no sabe hacer otra cosa, por lo que considerarle un buen cocinero sería bastante estúpido.

Pues esto es lo mismo, alguien que solamente consume novelas de la Maxwell, Benavent, E.L James … y similares, por mucho que lea todos los días, no es un buen lector, sino un simple lector. Bastante simple además.

Es cierto que no importa con qué te inicies, pues para empezar y adquirir el hábito de la lectura no importa lo que elijas, lo importante es que leas lo que te guste para que puedas disfrutarlo. Pero después no te quedes en un único género, porque entonces serás un lector mediocre te guste o no, cuando la literatura tiene tantísimo que ofrecernos y es tan increíblemente maravillosa.

Os voy a poner otro ejemplo parecido al de antes. Cuando yo voy al Mc’Donalds sé perfectamente que lo que me voy a comer es pura mierda, pero me encanta y disfruto de esa comida como una gorrina. ¿Voy a dejar de ir al Mc’Donalds porque la comida sea pura basura? ¡Ni de coña! Me vuelve loca y seguiré yendo cada vez que me lo pida el cuerpo (y mi cuerpo es muy pedichón como decimos en mi tierra 😂) Pero eso no me impide disfrutar también de un buen chuletón de buey en una parrillada, de una mariscada que quite el sentido en la mejor marisquería, o de unos sencillos huevos fritos con chorizo en mi casa. Lo importante es comer lo que te apetece pero siempre sabiendo lo que comes, y por supuesto que no tengas luego la osadía de decirme que la bigmac es tan buena como el chuletón de buey, porque por más que a ti te guste la bigmac, eso no la convierte en un producto de primera.

Y con los libros sucede exactamente lo mismo. Yo he disfrutado tanto de El amante como de La sombra del viento o Bailando con el diablo, pero con Marguerite Duras sabía que estaba saboreando literatura de la buena, con Carlos Ruíz Zafón simplemente disfrutaba de una buena historia que me mantenía entretenida (pero siendo consciente de que como él escriben muchos), y con Sherrilyn Kenyon y su saga de cazadores oscuros… simplemente soñaba, sentía y disfrutaba (pero sabiendo que estaba leyendo una novelilla de paranormal erótica de las que hay tropecientas y todas prácticamente iguales).

Creo que lo verdaderamente maravilloso es saber disfrutar de todo y tener claro que nadie es mejor ni peor por leer esto o aquello.

A menudo la gente se enzarza en discusiones absurdas porque se sienten atacados o menospreciados, lo llevan a un terreno de lo más personal y eso es algo que no entiendo. Porque vamos a ver, si alguien intentase menospreciarme por decir que prefiero a Marian Keyes mil veces antes que a Vargas Llosa, a mí es que me la pelaría, porque efectivamente prefiero mil veces antes a la Keyes, que me hace reír, me hace reflexionar, me emociona y me transmite mucho más que Vargas Llosa, un señor que me parece de lo más coñazo y soporífero. Y así lo diría, sin preocuparme la opinión ajena, pero jamás discutiría o defendería que sus obras están al mismo nivel, porque entonces la imbécil sería soy.

Por eso repito, que el problema no es lo que nos guste, sino saber diferenciar lo que es mediocre (por más que nos guste) de lo que no lo es.

Como buena muestra tenemos el caso de E.L James y las dichosas 50 sombras. Esa trilogía es mala de cagarse, está escrita como el culo y además es repetitiva hasta la saciedad, ni es literatura ni se le acerca de lejos, pero ha sido Best-Seller, han sacado sus películas y suma millones de fans. ¿Lo convierte eso en una buena obra literaria? No. Pero esa historia ha arrasado y la convierte en una de las más vendidas. Son cosas muy distintas. Y sin duda es tan respetable que te guste E.L James como que te guste Laforet, por decir algo. Muy respetable. Pero solo mientras no tengas la poca vergüenza de decir que ambas son grandes obras literarias 😁

Quiero dejar claro que ésta entrada no la escribo para criticar el tipo de lector que sea cada quien, sino para defender que sí existen distintos tipos de lectores y por supuesto de autores. Que no son mejores o peores unos de otros como personas, pero sí como lectores o como autores por más que muchos defiendan lo contrario.

Guste o no, la buena literatura sí existe, la mediocre abunda y los libros malos de cojones están creciendo a una velocidad de vértigo.

Y por último, voy a poner un ejemplo de lo que yo catalogo como bueno, mediocre y basura.

Cumbres borrascosas (Emily Brontë)

Ésta es y será siempre mi novela favorita por excelencia, un clásico maravilloso y literatura de la buena. Una historia desgarradora y pasional escrita por una mujer del siglo XIX que casi no salía de su casa, que fue capaz de crear unos personajes fascinantes, una trama asombrosa, y que no solo es la historia que nos cuenta… ¡es cómo la cuenta!

Todo esto te daré (Dolores Redondo)

Ejemplo claro de literatura mediocre, aquí podría tirarme días escribiendo títulos y autores, pero me decanto por este Premio Planeta. Que sí, que la muchacha sabe escribir y la historia es más o menos buena… pero como ella hay cientos de miles. Y mejores también.

Trilogía 50 sombras (E.L.James)

Aquí también podría decir unos cuantos títulos que me llevaría para ir a cagar y poder así limpiarme el culo con ellos, pero como son de autoras que todavía intentan abrirse camino, no voy a ser tan cabrona de citarlas aquí. Así que, me repito con la flipada del sado vainilla.

En resumen, que yo seguiré siempre defendiendo que cada quien lea lo que más le guste, le apetezca, le llene y le haga feliz. La lectura es para disfrutarla. Pero que nadie pretenda convencerme de que cualquiera que publica un libro hace literatura. Porque no. Por ahí no trago. Del mismo modo que siempre ha existido “gente con clase” y “clase de gente”, también han existido y existen la buena literatura, la literatura mediocre y los libros de mierda. Y mientras no se confundan unas cosas con otras… cada quien que disfrute de lo que prefiera 😉

Anuncios

8 Comments

  1. Me encanta leer tus entradas 🙂
    Opino en parte lo mismo que tú, me choca muchísimo esos lectores tan cerrados, limitados, me dan lástima, de verdad. Hay tantos géneros por descubrir, de los que aprender….
    Aunque creo que la literatura mediocre y la buena literatura si puede variar en gustos, dentro de unos límites, tu me entiendes.

    Le gusta a 2 personas

    1. No varía Bey, la buena es realmente buena y es evidente, la mediocre puede apasionarnos y estar muy bien escrita… pero es mediocre porque hay cientos así, no sobresalen ni se diferencian de muchas otras. Tendría que haber puesto algo más… separar la alta literatura de la buena literatura, luego la mediocre y por último los libros basura. Quizá fuese más acertado. En todo caso, tú eres una lectora versátil, diferencias lo bueno de lo mediocre y sabes disfrutar de todo. En eso sí nos parecemos 😉

      Me gusta

      1. Quizás si, ahí tienes razón. 🙂 Por eso te decía que podía variar algo…Últimamente me cuesta más avanzar en historias ya tópicas con algún matiz añadido. Historias que simplemente entretienen… Lo más increíble y absurdo es que esas son las más vendidas. Increíble.

        Le gusta a 1 persona

  2. Hola.
    Pues la verdad es que en esto tampoco hay discusión posible, estoy completamente de acuerdo en todo, pero es bien cierto que hay gente por sus autores preferidos “M A T A” como dice ya sabes quien, yo en eso tengo los pies en la tierra, sé cuando lo que leo es excepcional, muy bueno, bueno a secas, mediocre y una ful (mierda, pa entendernos, jaja)

    Le gusta a 1 persona

    1. Exacto, Mari Carmen! Y a esa gente es a la que no entiendo. Yo leo de todo y respeto los gustos de todo el mundo, pero que me hagan comparaciones absurdas lo llevo fatal. Yo tengo muchos autores favoritos, sus libros me apasionan y me hacen disfrutar muchísimo. Pero sé que no son García Márquez, ni Cortázar ni Zweig (por citar algunos), y eso es a lo que me refiero, a saber diferenciar. No todo lo que nos gusta es bueno, por más que nos guste 😁

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s